Amurallados

Texto Dramático 2011

Montaje Teatral 2012, España:

 

 

 

 

Si quieres acceder a la grabación completa de la obra, ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

 


 

Sinopsis:

En la ciudad de Salinero hay un color dominante que hace mucho tiempo se filtró en cada hueco de vida de los ciudadanos que mantienen sus muros de pie, un color oscuro y denso que envolvió la bóveda celeste hasta hacer de ella un manto homogéneo de tubo de escape.

Ezio, quien recién llegó a Salinero, a veces se asoma al pasillo que cruza por delante de la puerta de su habitación en la pensión que vive y trata de acertar a ver alguna estrella, pero nada, no hay nada más que destellos de farolas y carteles luminosos. De todos modos, esta semana, Iris vino a visitarle y ha dejado de preocuparse por historias supraterrenales. Discute con ella mientras alargan las esquinas del colchón y trata de encauzar, con resignación y rabia, la personalidad de quien fue su pareja. Lo vulgar y lo real vuelven una y otra vez sobre ellos.

Mientras tanto, Paris, su vecino en la habitación del medio, continúa jugando a las cartas con Alba e Iván. Tienen las lenguas despuntadas. Hablan demasiado y no se centran en el juego, sin embargo, las horas pasan y el mundo del que hablan continúa sin arreglarse por mucho que ellos teoricen, o se abandonen, acerca de un posible cómo. Incansables pero hastiados presienten un abismo y se someten a la realidad. Reparten una vez más, toman cerveza y vuelven a charlar de lo social, de las mujeres y de lo cerrada que está la noche. Cada uno, en su fuero interno, está luchando por hallar cómo salvarse.

En cambio, en la habitación del fondo apenas existe el ruido. Está vacía y Gustavo, el dueño de la pensión, sólo sube a ella para tratar de alquilársela a algún desesperado o recordar a su esposa Stella que ha de limpiar a diario aquella habitación. Ése es todo el significado del matrimonio para Gustavo, aparte de unos cuantos gestos más que ya apenas sobreviven, o no al menos de forma compartida entre ambos.

Ezio está de acuerdo con Paris y tienen sus cosas arregladas. Gustavo vive bien en Salinero. A Iris le picaban las entrañas y decidió visitar a Ezio. A Alba le revienta la indisposición política de Paris y ve en Iván una presa fácil. Iván, mientras tanto, cree saber lo que se hace. Y Stella, desde lo de Paris, no deja de cuestionarse su vida.

Y así, sobre el plano de una pensión acontece la pelea de cada uno con su mundo y sus contingencias, sintiendo, con consciencia o sin ella, que la vida se marcha y que se marcha sin saber cómo ni por qué, debiendo uno aferrarse al intento de llenar su armario con aquella realidad que actúa como intermediaria de nuestro irremediable final sin sentido.

Pero, en Salinero hace poco el ayuntamiento  aprobó poner un tabique delante de las ventanas para poder dormir mejor de día, que es cuando se ha de dormir. Los albañiles trabajan en ello.

Entonces, ¿qué rincón del mundo nos dejarán para aferrarnos a algo?
 

 


 

Introducción:

Cuando la luz de los ojos viene a quedarse encerrada en uno mismo, el espacio se reduce a la acotación vertical del conjunto de nuestras células. Escucharlas antes de que se vuelva a encender todo debería ser el único fin de la teatralidad.

Tal vez, resulte inapropiado delimitar la acción teatral de modo tan abrupto o tal vez no, tal vez solamente sea el vano intento por encontrar la esencia que ha levantado este proyecto.

Amurallados creció en primer lugar como un estricto texto teatral compuesto más para su lectura que para su representación. El por qué de esta inclinación podemos hallarlo, en gran medida, desentrañando la afirmación que abre esta introducción.

La representación teatral supone ser un acto social que choca irremediablemente con el estado de abandono externo al que invita la lectura, ¿y en cuál de los dos casos, por tanto, es más probable la introspección que hace engordar el sentido verdadero de la literatura? A priori, la sociedad actual empuja a estigmatizar todo aquello que no sea rápido, llano y medianamente entretenido, es decir, todo aquello que no nos permita sacarnos sin más el tiempo de encima hasta poder volver a cumplir con nuestro rol de asalariados en la ciudad que mantiene a flote el paradigma productivista desde el siglo XVIII. Así, descartar poner en escena todo aquel texto cuyas aristas enraícen en diferentes fines como la invitación a la reflexión, el cuidado poético de la forma, o el inevitable trascender más allá del lenguaje, no puede ser tachado de desinterés recíproco por ambas partes, tanto del espectador como del autor, sino de una realidad presente que resta fuerzas tanto a uno como a otro para aproximarse aunque sea con recelo.

Sin embargo, siempre ha de haber un rincón para la esperanza. Al menos, con esa cruz cargan los ingenuos. Y desde este rincón, con el agua y la regadera y el abono y el trabajo de todos los involucrados en el proyecto teatral de la escenificación de Amurallados, presentamos esta función sin mayor objeto que la vindicación del teatro como lo que es: el medio sublime de dar cuerpo y voz a todo aquel grupo de acciones que nos permitan sentir haber crecido unos centímetros el alma cuando vuelvan a encenderse las luces de la sala, y no así únicamente un medio vulgar para el entretenimiento o la experimentación.

Como conclusión, Amurallados no busca hallar ninguna forma de expresión especial que encaje dentro de una de las muchas líneas críticas que conducen la dramaturgia actual, ni calcula el peso de su trama en suspense o entretenimiento. Amurallados sólo habla y pregunta sobre nuestra época.
 

 


 

Algunas escenas:

 

 

 

 

 

IRIS:

Se te está yendo de las manos, de verdad que sí. ¿Ya no recuerdas cuándo me buscabas para decir cuadrado, simplemente cuadrado y comenzabas a reír salvaje? Yo decía cuadrado y tú reías con una carcajada tan densa que llenabas cualquier habitación en la que estuviésemos. Y sólo necesitaba decir cuadrado, porque cuadrado nos hacía gracia y nos daba asco. Cuadrado era el resto del mundo porque desde que nos conocimos sólo quisimos cenar en restaurantes con mesas redondas para ahorrar y así comprar con ello el resto de nuestras vidas. Cuadrado era todo aquello que no entraba en nosotros y sin embargo, tú ahora estás podrido de tanto cuadrado y de tanta fatalidad.

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

PARIS:

…Que al escribir cualquier cosa en el ordenador haya de estar peleándome con el Word para acertar con las tildes. De verdad que me revienta. Es una impotencia que me supera, me quita las ganas de hacer nada con él. Es como una puta mujer en cualquier bar que le dices “b” y ella te responde con “w” y entonces ella sigue estando igual de buena aun con esa “w” en la boca, cayéndosele por los lados, pero claro uno que es de “b”, de repente acercarse y beber con una “w” es incompatible y lo sabes pero…Y tú sigues allí tratando de beber tu copa y decir “b”, “b”, “b” no fuese que la casualidad quisiese bajar de donde esté subida y se meta entera la casualidad y la “b”, “b”, “b” en su boca de “w”

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

INTERESADA 2 B:

Si es que lo de esta ciudad es inaudito, ¿a este barrio le afecta el nuevo decreto?

GUSTAVO:

Sí y por suerte, porque de verdad que cada día se me hacía más difícil dormir. Nosotros vivimos en la planta de abajo y las obras ya están hechas. Aquí les falta un par de días pero os prometo que de quedaros la habitación no será ninguna molestia. Además ya les queda muy poco. Un ladrillo, otro, un poco de yeso y ale, a vivir como reyes.

INTERESADA 2 B:

Hombre a mí me gustaba levantarme al ver los rayos naranjas de las farolas en la cara. ¿No era aquello agradable? Pero bueno en nuestro barrio anterior, que fue el primero por el que se empezó a tapiar, ya nos habíamos hecho a la idea, así que qué más da.

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

STELLA:

Los hombres no entendéis nada, y menos tú. Os sentís constantemente amenazados por todo vuestro entorno y lucháis por sentiros superiores. Inventáis guerras, peleas, genocidios y maltratos únicamente por saber que la persona que tenéis al lado no os va a  desposeer de lo que tenéis. Y en eso habéis convertido el matrimonio, en un vínculo donde un tercero no ha de entrar si no quiere violar el terreno personal y en una condena donde la posesión ha de continuar siendo posesión y no poseedora.

GUSTAVO:

¿Pero de dónde sacas tú esas ideas? ¿A eso te dedicas mientras yo me parto el lomo por la pensión? Encima, ¿tienes la cara de venir aquí a amargarme con tus gilipolleces? Tú no eres una mujer, eres una frígida.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

ALBAÑIL JEFE:

¿Y qué será de nosotros mañana, o de nuestros hijos pasado mañana, si yo, yo sólo tengo ánimos y fuerzas para conseguir comer con la misma abundancia que como todos los días y poner en la televisión mi canal favorito de los jueves por la noche? ¿Qué será de nuestros hijos si ya no queda ni la estupidez de las masas armándose por inercia y por hambre? Nos hemos vendido por completo a la triste comodidad y a la falta de conciencia. Yo, amurallo aquí, porque me pagan por ello. Yo, sujeto las manifestaciones enfurecidas de los ciudadanos, porque me pagan por ello. Yo, trabajo en un supermercado, porque me pagan por ello. Yo, formo parte de todo esto que me quejo porque incluso me pagan por ello, hasta por quejarme, hasta por formar parte..

 

 

 

 

 

 


 

…BIENVENIDOS A SALINERO…

 


 

Puesta en escena:

En la ciudad de Salinero los sentidos se sienten vacios, inundados de una penumbra con ancho de roble y con largo de siglos, donde la luz eléctrica pesa demasiado con sus tasas y sus obligaciones como para ser el alimento de nuestros ojos, de nuestras referencias, es decir, en Salinero se ve y se mira todo sin tener consciencia de qué es lo que quedó sujeto en nuestras retinas.

Partiendo de que el hecho de la oscuridad escapa a los principios perceptivos enunciados por la escuela de la Gestalt, y de ahí la metáfora de vacío que no llena la luz eléctrica, entendimos que una forma posible de representar Salinero en torno a esta sensación inicial de ver sin saber bien qué, sería definir las aristas principales de lo representado, eligiendo para ello un material y depurándolas mediante el contraste entre blanco y negro, deshaciéndonos de todo aquel elemento decorativo que no influyese directamente en la acción, porque como bien dijo Strindberg: “ya es suficiente con tener en las estanterías de casa sartenes y ollas, como para tener que pintarlas en el escenario.”

Así, una cuerda blanca recorre el escenario de un lado a otro como si se tratase del trazo de un dibujo, de un plano, levantándose allí donde necesita altura y escondiéndose allí donde necesita silencio. Esto crea una sensación de liviandad, de flotabilidad, que le provoca al ojo una ilusión en la que no termina de creer porque no corresponde con la realidad que piensa, porque ve sin saber qué, y así, con esa sensación, vivimos en Salinero, en Madrid, o en Buenos Aires. Y será esta falta de concordancia entre la realidad y la realidad percibida la que articule la puesta en escena, pues en este escenario de hidrógeno cae con fuerza un ladrillo sobre otro sin sonar a cemento y los personajes quedan enladrillados en el más amplio de los espacios. Todo lo acota una cuerda blanca, que se ve, se ve mucho en una profunda oscuridad, como la luz eléctrica en la ciudad de Salinero.



 

El texto:

Amurallados está narrada en cuatro actos más uno final, de duración aproximada de una hora y media para su representación y sucedida en tres diferentes habitaciones.

La obra compone su columna vertebral tratando de hacer coexistir dos planos bien diferenciados y cuyos cuerpos se solapan disfrazando en un todo la armónica fusión de ambos. Este enmascaramiento intencionado propone al espectador decidir qué plano desea él poner de relieve, lo que aportará diferentes lenguajes y símbolos pero que sin embargo, continuaron versando sobre lo mismo: Nosotros y nuestra época.

El plano real conduce en todo momento el argumento  dado en la sucesión de escenas, trabajando a partir de sus elementos lingüísticos la coherencia básica para poder optar a la aceptación, por parte del espectador, de la ciudad de Salinero. Es decir, habiendo quedado divididas las escenas por la acción diferente de tres habitaciones, ocurre entre sus personajes todo un diálogo y una quinésica que aporta al espectador las claves básicas para comprender el código de la estructura formal (por qué en la ciudad se vive de noche, por qué se está construyendo un muro detrás de las ventanas,  etc.)

Por otro lado, el plano poético o simbólico, subyacente en el diálogo y en el decorado y fundamental para comprender la obra a partir del acto IV, permite descubrir en el texto una serie de connotaciones que aparecen y se diluyen en los personajes, direccionando de cierto modo el diálogo expuesto.

Concluiremos que el plano real, el de los diálogos, articula el discurso sobre la conflictividad puntual entre una serie de personajes conducidos hasta tal momento por las convicciones internas que resultan de nuestro modo de interactuar con lo externo y nuestra forma de asimilarlo, desprendiendo de ello un coral de opiniones sobre la organización social, el vínculo matrimonial, las acepciones de género, la individualidad frente a la autonomía, las capacidades como humano, los prejuicios, el derecho, el código moral, los conceptos de libertad, masa, pacifismo o democracia, la diversidad cultural, el cosmopolitismo,  etc, a la par que asistimos al desarrollo de tales opiniones. Así, el plano real trabaja su propia coherencia fagocitando casi por completo el plano simbólico hasta el acto IV. Llegado este momento, existe una inversión de papeles y el plano simbólico ha de cobrar todo el protagonismo comprendiendo esta bicéfala estructura que había convivido a lo largo de los cuatro anteriores actos. Por tanto, el desenlace de la obra se ha de valorar en una visión poética alejada de la coherencia trabajada en sus actos anteriores, quedando interpretar libremente, como hacen los personajes, el por qué de lo ocurrido al final de la obra. No es un final abierto porque no ha existido una trama que cerrar. Es un final interpretativo porque juega en el plano de la poesía y el simbolismo.

Descarga el texto completo en la sección Biblioteca/Afer, Moisés. 

 


 

Reparto:

 

RAMIRO ALONSO. Iván.

Nace en Sevilla, realizando sus estudios de interpretación en la escuela de Cristina Rota. Posteriormente, completa su formación con clases de voz impartidas por O.Rossi y M.Patterson y con los  Cursos de Interpretación CinematográficadeMariano Barroso y Paco Pino. En cine ha trabajado como actor secundario con directores como: Daniel Monzón, Adolfo Aristarain, Ángeles González Sinde, Ricardo Franco o Daniel Calparsoro, entre muchos otros.

En teatro cabe destacar su participación en los montajes: El mágico prodigiosodeCalderón de la Barca y dirigido por Daniel Bohr, Androcles y el leóndeBernard Shaw y dirigido por José Pascual, Una de Españadirigida por  José Páez o La chatarra dirigidapor Philip Nadousce.

Para televisión ha trabajado en series españolas como El síndrome de Ulises, Aquí no hay quien viva, Hospital central, La casa de líos y un largo etc. que da cuenta de sus muchos años de profesión.

 

 

REBECA ARIAS. Interesada 2 y Albañil.

 

Nace en Madrid en 1983. Comienza su formación en interpretación en la escuela madrileña La Lavandería con maestros como Javier Barriga, Ana Moreno o Pedro Esparza.  Completó su formación artística en la Escuela Municipal de teatro de Alcobendas, pasando a formar parte posteriormente de la compañía madrileña Teatro del otro día, con la que sigue trabajando en la actualidad.

Con ésta ha participado en los montajes de Ángeles desinformados, ¿Quién manda aquí?, Entonces de follar ni hablamos dirigidas por Delfín Estévez, fundador y director de la compañía.

Cabe destacar su formación paralela dedicada a la danza y expresión corporal, habiendo recibido clases desde corta edad en diferentes escuelas y de diferentes estilos (danza clásica, danza española y actualmente danza contemporánea.) A raíz de ello colaboró en la obra En defensa propia dirigida por Francisco Bueno.

 

 

 

JOSE RAMÓN ARREDONDO. Cover de personajes masculinos.

 

Nacido en Madrid en 1983, donde se forma en interpretación por la escuela Metrópolis y el Laboratorio de William Layton, concluyendo su formación cursando interpretación textual actualmente en la R.E.S.A.D. Su experiencia abarca tanto teatro como cine y televisión, habiendo participado en los montajes teatrales –    Mundo y Final de la Cía. Ron lalá Dir. Yayo Cáceres, Cruzadas de laCía. Apnea. Dir. Jorge Beruguerri, o varías funciones junto a la Cía.

Teatro del otro día, como Disfruten las molestias o Ángeles desinformados, en cuyos guiones también ha participado. Traído a colación, cabe resaltar sus proyectos personales como autor, director y actor , Menú de ejecutivo representado en Microteatro por dinero, entre otros. En el cine ha trabajado para el Dir. Jesús Fernández en la película Buñuel y Su Orden De Toledo en el personaje de Dali.  Cabe  mencionar también su aportación a la pequeña pantalla habiendo aparecido en numerosos spots publicitarios, así como haber participado en diferentes cortometrajes realizados por diferentes entidades como la U.P.A de Alcobendas o IRTVE.

 

 

JOSÉ BAU. Alba.

Titulado en Coreografía y Técnicas de Interpretación de la Danza. En 1979 entra a formar parte como bailarín en el Ballet Clásico Nacional entonces dirigido por Víctor Ullate. En 1982 pertenece ya a la compañía que posteriormente pasaría a ser Ballet del Teatro Lírico Nacional, participando en todas las giras de la compañía hasta 1986.

Un año después, el grupo Bocanada Danza dirigido por La Ribot y Blanca Calvo cuentan con él como bailarín y coreógrafo para su espectáculo Repíteteme y la grabación para TV1 de la pieza Bocanada.

A su vez, fue cofundador de Dinamo Danza. De 1988 al 1992 participa en todos los montajes de Teatro de la Danza de Madrid como actor, bailarín y coreógrafo a la dirección de Luís Olmos y Antonio Llopis y como profesor en la escuela. Es en 1994, después de pasar un año en Japón contratado por Villa Española de Shima, cuando comienza a diversificar su trabajo artístico y adentrarse en el terreno técnico, especialmente en la iluminación. Actualmente, colabora habitualmente en las tareas, tanto artísticas como técnicas, con Teatro Yesesdirigido por Elena Cánovas, recientemente galardonado con el primer premio Dionisos que otorga la U.N.E.S.C.O.

 

 

BERNAR CALDEVILLA. Ezio.

Formado en Arte Dramático por la escuela “Actor´s Madrid”, completó ésta con cursos de canto impartidos por Mª Luisa Castellanos y Miguel Tubía, así como varios seminarios en Liberarte, aparte de cursos de verso y clown y Dramaturgia. Respecto a sus trabajos, en la pequeña pantalla ha aparecido en Médico de familia, Hospital central o Águila Roja, entre otros. Sin embargo, su carrera destaca por su aportación al teatro, así, realizando gran parte de sus proyectos entre Argentina y España, estrenó Las criadas de J. Genet  que le llevó de gira en el año 2001 por Argentina. Posteriormente fue Bolero, Pedro y el Capitán y 5gays.com. Tras ello, decidió probar con un montaje propio titulado Experimento secreto de dios que se estrenó en el Teatro Nacional de Rosario.

Tras la buena acogida de éste, continúo su andanza participando en Berlín en la conmemoración de los 20 años de la caída del muro. Y en estos dos últimos años ha trabajado a las órdenes de Miguel Tubia en El Jorobado de Notredame y un nuevo unipersonal ¿No conoces a Charli Black? Cabe mencionar su dedicación a la escritura dramática, así como a realizar entrevistas para la revista Actores o impartir conferencias, por ejemplo, Como ser actor y no morir en el intento.

 

 

 

SIXTO CID. Albañil jefe.

La carrera profesional de Sixto destaca, aparte de por su extensión, por su absoluta dedicación al mundo de la interpretación. Comenzó en los años ochenta explorando tanto teatro, como cine, como televisión y es por ello que su rostro siempre nos resulta familiar aunque nunca le logremos ubicar en un trabajo concreto. En cine ha trabajado para grandes nombres del género como M. Monicelli, R. Alcázar, A.de la Iglesia, G.Sluizer, A.Mercero o J.Ganga. En televisión hemos podido verle en numerosas series españolas: Amar en tiempos revueltos, Médico de familia u Hospital central.

En cuanto a sus participaciones en montajes teatrales ha trabajado a las ordenes de José Páez en Pinocho, Roberto Villanueva en La mandrágora, Elena Cánovas en Mal bajío,Eric Vigié en Rita y el marido apaleado o Robert Carsen en Salomé, quedándose sin citar muchas otras colaboraciones. En los últimos años se ha embarcado en proyectos personales, así, escribió y representó su monólogo María, realizó y protagonizó el documental autobiográfico junto a Carmelo Espinosa Actor sin éxito, dirigió el cortometraje Miguel y Tao y la película It’s all right? It’s ok! La extraordinaria vida del señor Wences. Actualmente compagina su dedicación a la interpretación con la crítica cinematográfica en diferentes medios de comunicación.

 

 

 

LORENA GÓMEZ.Interesada 1 y Albañil.

 

 

Nace en Madrid en 1982. Su formación en interpretación fue en la Escuela Municipal de teatro de Alcobendas, pasando a formar parte posteriormente de la compañía madrileña Teatro del otro día, con la que sigue trabajando en la actualidad. Con ésta ha participado en los montajes de Ángeles desinformados  y Entonces de follar ni hablamos dirigidas por Delfín Estévez, fundador y director de la compañía.

Desde muy joven estuvo interesada en el mundo de la danza, de ello sus numerosos cursos orientados hacia la expresión corporal en muchas de sus ramas (danza española, clásica, contemporánea, orientales, etc.).

 

 

 

DAVID HUERTAS. Interesado 2 y Albañil.

 

Este jovencísimo actor nacido en Madrid en al año 93 está actualmente formándose en el Laboratorio Teatral de William Layton y ya le hemos podido ver en televisión en series como Amar en tiempos revueltos o Cuéntame. Sin embargo, es en teatro donde cuenta con más montajes a sus espaldas.

Actualmente representa Tartufo de Moliere con la compañía Trébol Teatro y ha participado con anterioridad en clásicos españoles como Las aceitunas de Lope de Rueda, Guardadme las espaldas de Calderón de la Barca, Entremeses de Cervantes, tragedias griegas como Edipo rey de Sófocles o Lisístrata de Aristófanes, aparte de teatro más reciente como Yerma o Bodas de sangre de Federico García Lorca. También ha colaborado en numerosos cortometrajes y spots publicitarios.


 

 

SILVIA NIEVA. Iris.

Nace en Madrid, donde se licencia en interpretación textual en la R.E.S.A.D. Completa su formación con Cicely Berry (Asesora vocal de la Royal Shakespeare Company), Jeremy James (Théâtre du Soleil) y Teatr Zar.

Como docente imparte seminarios de interpretación y voz en la Universidad de Almería y actualmente en la Escuela Municipal de Teatro de Alcobendas. En el ámbito teatral, cabe destacar su ingreso en la Compañía Nacional de Teatro Clásico   en 2006, en la Joven Compañía (JCNTC), donde ha especializado su formación en este campo con Vicente Fuentes, Helena Pimenta y Carlos Aladro.

Entre sus trabajos dentro de la Compañía destacan Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega, JCNTC o Las manos blancas no ofenden de Calderón de la Barca, ya en uno de los elencos estables de la Compañía, ambas dirigidas por Eduardo Vasco.Desarrolla una trayectoria paralela con títulos como La Reina de las nieves y otros cuentos de Andersen (Érase Producciones), espectáculo de teatro musical infantil y otros títulos más contemporáneos como La muerte del contribuyente de Pawel  Demirski en el CDN (Centro Dramático Nacional), Prometeo de Rodrigo García, con Teatro del Rastro y GluGlu Dreams de la  Compañía Workgroup Teatro de Investigación.

 

 

 

JAVIER PÁEZ. Gustavo.

Licenciado en la R.E.S.A.D, ha tomado cursos de especialización sobre el Teatro de la Crueldad o Teatro Lúdico. También cursó estudios en la Compañía Ensayo Cien y recibidos distintos seminarios y talleres. Cabe mencionar su actividad docente en la escuela de Arte Dramático de Madrid. Sus numerosas participaciones en montajes teatrales nos han permitido verle en funciones de muy diferente índole como La Ratonera de Agatha Christie, Madrugada de  Buero Vallejo, Todos eran mis hijos de Arthur Miller, Eloísa está debajo de un almendro de Jardiel Poncela o, actualmente, en La venganza de Don Mendo de Muñoz Seca,con más de dos años en cartel ininterrumpidamente.

Así, ha formado parte de varías compañías de teatro: Teatro A, Yeses,Teatro del Torreón o Stage Company. En cine ha aparecido como actor secundario trabajando a las órdenes de Julio Medem, Vicente Aranda, John Malkovich, Enrique Urbizu y otros grandes nombres del género.

En televisión ha participado en cuantiosas series españolas como Amar en tiempos revueltos, Hospital central, Al salir de clase, Manos a la obra, etc. Para concluir de detallar esta fructífera carrera nombrar la representación del monólogo de Samuel Beckett Primer amor en gira por México.

 

 

JESÚS PEÑAS. Paris.

Nace en Bilbao, donde comienza su carrera profesional a principios de los ochenta, combinando sus estudios de psicología y criminología con sus trabajos como actor para diferentes compañías teatrales del País Vasco.

Posteriormente becado por el INAEM y seguidamente por el Gobierno Vasco, estudia interpretación y dirección en la Philippe Gaulier School de Londres, en el Lee Strasberg Theatre de Nueva York y en la Escuela de Cine del Centro Nacional de las Artes de México. Ha trabajado con numerosas compañías y teatros de todo el Estado, así como en NY y Suiza, con directores como: Adolfo Marsillach, Albert Boadella, Lluis Pascual, Paul Weillenmann, Joan Font, Denis Rafther, Luis Iturri, Gustavo Tambascio, Luis Olmos, Agustín Iglesias, Chad Barton, Michael Margotta, Ludwing Margules, etc.

A finales de los 80 recibe el premio literario  Valle- Inclán de la UPV por su obra “Pedagogía medieval” y en el 2005 un DVD de oro por “Madrileña Bonita”, gala lírica de la cual es autor y director.

 

 

 

LOLA POLO. Stella.

Nace en Madrid, donde se licencia en Interpretación Textual en la Real Escuela Superior de Arte Dramático (R.E.S.A.D.). Su trayectoria profesional se desarrolla desde 2002.

En el ámbito teatral, recientemente, cabe destacar su trabajo en: La muerte de Calibán, bajo la dirección de Celia León (para el Centro Dramático Nacional); con la Cía. Katubeltz en: Sísifo B., de Iñaki Rikarte; con la Cía. Tarambana en: No lo sé, pero corre, dirigida por Fernando Piernas; con Tatatary Teatro en: Crisix, dirigida por Ricardo Cristóbal.

Como actriz-cantante en Pinocho, versión musical de la Cía. La Bicicleta (Teatro Sanpol), en Areta y yo, de Celia León (monólogo musical de café-teatro), con la Cía. Creaciones Paspartú Perejil y la Diva Infantil, de Alicia Merino (versión de La flauta mágica de W. A. Mozart).

En televisión, en las series: La que se avecina, de Mediaset España para Telecinco y 90-60-90 Diario de una adolescente, de Diagonal TV para Antena 3.

 


 

Ficha artística:

 

Dirección:

MOISÉS AFER

SIXTO CID.

 

Diseño de iluminación:

JOSÉ BAU.

 

Diseño de escenografía:

MOISÉS AFER.

 

Realización y financiación de la escenografía:

Empresa GRUPO AMÁSD.

www.grupoamasd.com

ANTONIO ARIAS.

AGUSTÍN GARCÍA.

 

Sonido:

GUSTAVO GONZÁLEZ CRESPO.

DAVID VENEGAS.

 

Fotografías retrato dossier:

JULIO GRISALES

ALBERTO RODRÍGUEZ. (http://albertorodriguezphotography.blogspot.com/)

 

Colaboradores.

MILAGRO OLIVARES.

CORAL ORTEGA.

JOSÉ PADILLA.

PABLO SÁNCHEZ.

ARANTXA SANDONÍS.

ENTRE OTROS.


 

Dossier en Pdf. (incluye ficha técnica):

Dossier Amurallados 2015
Dossier Amurallados 2015

Dossier-Amurallados-2015-protegido.pdf

2.2 MiB
184 Downloads
Details