Escrito el 11 julio, 2013

 …Está bien «hacer lo mío», pero ha llegado el momento de entender que «lo mío» no puede ser cualquier cosa, sino sólo aquellas cosas que hacen honor (por más calladas que sean) a la inteligencia y a la sensibilidad de hombres y mujeres que pueden hacer «algo más» que «lo mío», como lo es vivir y trabajar por una sociedad en que no haya explotación entre ellos…

Contrarrevolución y revuelta. Herbert Marcuse. 1972